“LA CUCHARA DE MADERA”

Seis Naciones desde la Línea de 22

 

            Tras el artículo que publiqué en días pasados, creo haberme dejado cosas en el tintero. Características de la filosofía del Rugby que son fundamentales para su entendimiento. Cuando ya suenan los preparativos de la próxima Final de la Súper Bowl del 2013 que se jugará en Nueva Orleans y se habla de que Londres puede ser una futura sede dentro de cuatro años. El honor y la historia se juegan entre febrero y marzo en el Torneo de la Seis Naciones del que saldrá el, considerado por todos, Campeón de Europa. Un torneo en el que el único trofeo palpable se lo lleva aquél que termine el torneo sin conseguir ninguna victoria, hablamos de “La Cuchara de Palo”. Rango similar a las competiciones Filatélicas, pues se juega por el honor de competir y no perder, no se busca recompensa más allá del reconocimiento de expertos y compañeros, que muestran sus trabajos y ponen en público sus estudios de forma altruista.

 

Aerograma con el mítico Estadio Escocés de  Murrayfield (1990)

 

            El Torneo de las Seis Naciones es el más antiguo y el de mayor arraigo y seguimiento de todos los conocidos en este deporte, el Rugby. En él se pone en juego el honor de los participantes y se dice que emula y suple a las antiguas guerras banderizas de Europa. Desde 1883  año en el que empezaron a disputar el torneo los cuatro equipos de las islas británicas: Irlanda, Escocia, País de Gales e Inglaterra; pasando por 1910 año en el que se admitió la inclusión de Francia en el Torneo y su posterior expulsión en 1931, acusada de profesionalismo y su readmisión en 1947 tras el paréntesis provocado por la Guerra; se llegó a 1996 donde se convirtió oficialmente en el Campeonato de Europa y por fin al 2000 donde se sumó Italia.

            Las cuatro naciones británicas han participado en 106 torneos, Francia lo ha hecho en 76 ocasiones y la benjamina, Italia, solo lo ha hecho 8 veces. Su versión femenina, menos conocida, comenzó su andadura en el 2001 y hasta el 2006 la selección española formaba parte de un Torneo al que pretende volver con todos los honores a partir de este mismo año.

 

Entero Postal emitido en Francia conmemorando su triunfo

en la Copa del Mundo (1999)

            Como manda la tradición se ponen en juego diferentes trofeos, en primer lugar la Copa Calcuta al ganador del Inglaterra Escocia, le sigue la Triple Corona que se da al equipo británico que venza a los otros tres, más reciente son el Millennium Trophy al ganador del Inglaterra-Irlanda, el Trofeo Eurostar al vencedor del Francia-Inglaterra y el Giuseppe Garibaldi para el vencedor del Italia-Francia. Pero el premio gordo es el Gran Slam para el Equipo que logre ganar todos sus encuentros.

            A todos estos hay que añadir el más conocido, el que nadie quiere y todos temen, La “Cuchara de Madera” para aquel que pierde todos los partidos. De ahí el jugarse el honor, hay que darlo todo para por lo menos empatar, si no se puede ganar, algún partido. Se puede ser el último, pero no la “Cuchara de Madera”.

 

El Tercer Tiempo

 

            El Torneo, como las banderizas, ha sufrido y mucho durante el transcurso de la historia así la Guerra Mundial y la masacre de Derry en 1972 interrumpieron la competición, Pero hay más anécdotas pues a partir de esa última catástrofe, para no herir sensibilidades se acordó, durante ese periodo y a lo largo de un cuarto de siglo, no volver a interpretar el himno “Dios Salve a la Reina” durante la presentación de los equipos. Y para no irritar a los ingleses tampoco se interpretó “la Marsellesa” en los partidos que Francia jugaba en Dublín. Como no podía ser de otro modo se dejó de cantar el himno irlandés en los desplazamientos del equipo del Trébol. La normalidad y la cordura volvieron en 1997.

                                      

                                    

           

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A pesar de todo el Torneo presenta una cara mucho más alegre y positiva con la multitud de aficionados que se desplazan a los partidos, la gran animación, las coreografías y los cánticos corales. La tradición del llamado “Tercer Tiempo”, en el que aficionados y jugadores celebran y lamentan, en unión, la victoria o la derrota, según sea el caso, da una imagen alegre del Rugby. Algunos “Terceros Tiempos” de los jugadores han hecho historia, pero tras la profesionalización del Rugby a mediados de los 90, los jugadores están menos dispuestos a estas celebraciones y excesos.

 

La Cuchara de Madera

 

            Todos los símbolos, equipos y personajes, más o menos relevantes de este  dignísimo deporte del Rugby, y más concretamente de los implicados en el Torneo de las Seis Naciones han sido reflejados, de una u otra forma, en la Filatelia..... Todos, no, queda un reducto al que rendir pleitesía y homenaje y es precisamente el más conocido de todos, “La Cuchara de Madera”-“Cuchara de Palo”.

            Referido al Seis Naciones, ya lo hemos dicho, “Cuchara de Madera”-“Cuchara de Palo” es el término con el que se conoce el Trofeo que se otorga al equipo que al final de la competición no ha conseguido sumar ningún punto, o sea que ha perdido todos los partidos, cinco en la actualidad.

Sello Emitido en Italia en el año 2000, editado para

conmemorar su entrada en el Torneo desde entonces

“Seis Naciones”

 

 

            El origen de la Cuchara de Madera está en la Universidad de Cambridge en 1924. En dicha Universidad los alumnos eran distribuidos en tres grupos. El inferior era conocido como trozo de madera”, equivalente a nuestro “cabeza de serrín”. Esta expresión evolucionó años más tarde con respecto al Rugby y haciendo referencia al dicho inglés de “nacer con una cuchara de plata”  al hoy conocido por todos “Cuchara de Madera”, o “Cuchara de Palo”, equivalente a perdedor absoluto, incapaz de ganar.

            A lo largo de la historia de este Torneo las selecciones de Irlanda y Escocia están empatadas en el dudoso honor de haberse alzado más veces con este “trofeo”, 12 cada una, si bien en su corta participación Italia ha levantado ya tres veces la Cuchara, 2001, 2002 y 2005.

 

 

 

Gaizka Sola