Tarjeta de Identidad Postal.

 

Retomamos esta sección de consulta, un tiempo abandonada, para mostraros nuevos documentos postales que pueden figurar en nuestras colecciones sin forzar situaciones límite ni recurrir a piezas que poco o nada tengan que ver con el Correo. En esta ocasión os presentamos la Tarjeta de Identidad Postal, documento que se hizo popular durante los años 40 y 50, del pasado siglo, que servía como identificación  personal para estudiantes y residentes en el extranjero que deseaban domiciliar su correspondencia en un Apartado Postal o Lista de Correos.

image001.jpg

 

Esta tarjeta tenía una validez de tres años, tras cuyo tiempo, si el titular no había cambiado en exceso su fisonomía personal, debía proceder a su renovación.

A caballo entre el documento y la fotografía se fijaban los sellos que eran aplicados como tarifa postal obligatoria por la confección del carné.

Al ser un documento postal, respaldado con sellos y marcas de la localidad expedidora, podemos incluirlos en muchas de nuestras colecciones temáticas, principalmente en aquellas que hablen de de la historia del correo, desarrollo de la U.P.U o la historia postal de nuestro pueblo.

 

Juan Manuel Cerrato